por Alejandro Muñoz – 09 jun 2022

 

Kylian Mbappé señaló hace algunos días que las chances de tener un campeón europeo en el Mundial de Catar son altísimas, porque "en Sudamérica el fútbol no está tan desarrollado y tanto Brasil como Argentina no tienen rivales de nivel".

 

Si lo analizamos desde la frialdad de los números, tal vez el delantero del PSG pueda tener razón: Francia, Croacia, Bélgica e Inglaterra ocuparon los primeros cuatro puestos en Rusia 2018.

 

Pero, ¿cuántos jugadores sudamericanos participan (y brillan) en las principales ligas europeas, haciendo "mejores" a los futbolistas de aquel continente? Argentinos, brasileños, uruguayos, chilenos, colombianos, son pilares fundamentales en Liverpool, Real Madrid, Juventus, PSG, Manchester City, por nombrar solo a algunos de los habituales animadores. Alisson, Ederson, Messi, Di María, Dybala, Luis Díaz, Casemiro, Valverde, Cuadrado, Luis Suárez, Cavani, ¡qué cantidad de estrellas tenemos en Sudamérica!

 

Es verdaderamente una lástima que no se acompañe al talento innato y que nuestras ligas tengan cada vez menos brillo y atractivo.

 

Así y todo, que lo señale un europeo tan livianamente enciende las alarmas del "ponerse a la defensiva" que tanto nos caracteriza. O, tal vez, nos hiera en el orgullo y a fin de año estemos hablando del milagro de tener un podio sudamericano en Catar...