por el IET Leonardo Saphir – 12 ene 2023

 

Antes de entrar en el tema principal, se aprecia un cambio en el concepto de generación. Siempre se sostuvo que generación es un concepto etario referido a períodos de veinticinco años. El avance de la tecnología es un rasgo que la caracteriza, pero no es el único. Existen costumbres, modas, épocas, ritmos musicales, escuelas pictóricas, comidas, guerras, entre otras razones que también influyen en la naturaleza humana. Como es difícil estandarizar esa realidad, sigo sosteniendo el tradicional lapso de veinticinco años para identificar cada generación. También sostengo que en algún momento habrá que replantearlo, pero mi análisis prospectivo no halla razones de peso para modificarlo. Precisamente, el demógrafo australiano Mark McCrindle acuñó el término en el año 2008 y utilizó el parámetro del cambio del método analógico por el digital de la computación como casi única razón.  Será cuestión de debate si ello es correcto o no.

 

22 12 20 LS Prospectiva de la Generación Alfa 1 Colores

 

22 12 20 LS Prospectiva de la Generación Alfa 2 Cuatro generaciones

Cuatro generaciones: bebé, mamá, abuela y bisabuela

 

“En el 2017 comienzan a nacer los bebés que se distinguen, por ahora, por el uso de los dispositivos móviles a temprana edad con jueguitos y videos”. Así comienza la nota publicada en esta columna hace un año (18/12/2021), donde presentamos a los bebés caracterizados como la Generación Alpha.

 

Ha pasado un año y aquellos bebés ya son niñas y niños que comienzan a transitar la etapa donde la imaginación de sus mentes se va transformando en la apreciación que irá moldeando su conocimiento de la realidad por el resto de sus vidas. Un poco arbitrariamente, estimamos que el 80% del mismo se adquiere en estos primeros años.  Inventores e innovadores en la vida adulta declaran que el germen de sus realizaciones es imaginado a temprana edad. Algún día, estudios de la herencia y la genética humana analizarán la cuestión.

 

En el curso del año que termina ya se están realizando ejercicios prácticos a docentes de la educación primaria con conocimientos en computación. Los mismos incluyen la proyección por whatsapp de documentales referidos a la música y costumbres en distintas provincias argentinas, estudiándose la utilización de otros medios digitales como podcast, Instagram, Facebook y YouTube. También en carácter de pruebas se enseñan a infantes programas de colores con Power Point (según la escala de la luz solar).

 

Sabiendo que tanto en nuestro país como en el mundo, este año es dificultoso para continuar emprendimientos, no nos podemos quejar: seguimos adelante. Un niño de la Generación Alpha leyendo fluidamente es un excelente  cierre de esta nota.

 

 

 

por Leonardo Saphir – 20 nov 2022

 

Cuando nos proponemos contar una historia sobre el futuro, llega una pregunta más importante de lo que parece: ¿en qué año se va a ambientar? Repasamos una veintena de películas que compusieron distopías en fechas tan cercanas, que el presente las acaba alcanzando sin haber cumplido ninguna de sus profecías. Pero esa aparente falla no lo es, porque, efectivamente, las mismas aún no se cumplen en la actualidad.

 

Regreso al Futuro II, estrenada en 1989 y ambientada en 2009, donde los automóviles y los patines vuelan. Mensajeros del Futuro, estrenada en 1997 y ambientada en 2013, donde Estados Unidos es un paraje desolado sin leyes ni carreteras ni ninguna clase de esperanzas sobre su futuro. La Naranja Mecánica, estrenada en 1971 y ambientada en 1995, donde muestra un grupo de jóvenes dominados por la ultra violencia. Misión a Marte, estrenada en 2000 y ambientada en el 2020, donde el sueño de Elon Musk se concreta, aunque según sus planes será recién en el 2050.

 

22 11 20 LS Fallas que no son fallas 1 Afiche de la película

Afiche de la película

 

Nos centramos ahora en la película Blade Runner, estrenada en 1982 y ambientada en 2009, donde el rótulo prospectivo está dado por  técnicas de bioingeniería que en el presente aún no han sido desarrolladas: se fabrican humanos artificiales llamados “replicantes” para trabajos peligrosos y como esclavos en colonias del mundo exterior.

 

22 11 20 LS Fallas que no son fallas 2 Philip K. Dick

Philip K. Dick

 

El argumento base es el de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (en el original: Do Androids Dream of Electric Sheep?), que es una novela corta de un subgénero de ciencia-ficción ciberpunk del autor norteamericano Phillip K. Dick (1928-1982) escrita en 1968. En ella se esfumina la frontera entre realidad e imaginación, la poca fiabilidad de los sentidos y la existencia de mundos artificiales, construidas con el consentimiento o no de los humanos.  Existe mucho material en la red sobre esta película.

 

 

Blade runner (fragmento)

 

por Leonardo Saphir – 27 sep 2022

 

Al igual que en la nota anterior, comenzamos el análisis de otro aspecto puntual: los viajes espaciales. Y lo hacemos con dos grandes de la prospectiva.

 

Primero, con el genial escritor Arthur C. Clarke, autor de  cuentos y relatos como Partida de rescate y El centinela; y novelas como El fin de la infancia, La ciudad y las estrellas, Cita con Roma y Las fuentes del Paraíso. También fue un científico destacado, sienta las bases de los satélites artificiales en órbitas geoestacionarias (órbita Clarke) y enuncia la tercera Ley de Clarke: Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Nace en Minehead, Inglaterra, el 16 de diciembre de 1917 y fallece en Sri Lanka el 19 de marzo de 2008.

 

Después, con el gran cineasta, guionista y director cinematográfico Stanley Kubrick. Es el director de memorables películas como Espartaco, Lolita, Dr. Strangelove, La Naranja Mecánica, Barry Lyndon, Alguien vuela sobre el nido del cucu, Nacido para matar y Ojos bien cerrados. Ganó un Oscar, un Globo de Oro y numerosos otros premios.

 

22 09 27 LS Ejemplos de la realidad II 1

Arthur C. Clarke y Stanley Kubrick: foto tomada como publicidad en 1968

 

Esta nota está centrada en el libro escrito por Clarke entre 1946 y 1968, 2001 Odisea del Espacio, y la película de Kubrick, que llevó la novela al cine en el año 1968. Lo notable es que el argumento muestra varias aristas interesantes: la evolución del hombre desde el mono y su transformación en ser humano, hasta que es un bebé del futuro; la conquista del espacio; la inteligencia de las computadoras y los robots; y la vida extraterrestre, entre otras cuestiones.

 

22 09 27 LS Ejemplos de la realidad II 2

Cabina de teletransportación: un sueño de muchos científicos todavía, en pleno siglo XXI

 

Me centro en el monolito que en la película enlaza el pasado y el futuro, como alegoría de nuestros conocimientos. Es un monumento cuyas medidas son 1 metro de ancho, 4 metros de largo y 9 metros de alto (12, 22 y 32), que a través del tiempo, desde la prehistoria hasta mediados del siglo XXI, dejan en la tierra civilizaciones de estrellas lejanas. Si no vieron la película, véanla; y si la vieron, vuelvan a verla y encontrarán nuevos elementos de análisis.

 

 

 

por Leonardo Saphir – 1 nov 2022

 

Comenzamos el análisis de un aspecto puntual: la sociedad del futuro. Y lo hacemos con otro grande de la prospectiva: el genial escritor Aldous Huxley. Nacido en Surrey, Inglaterra, el 26 de julio de 1894, fallece en Los Angeles, Estados Unidos, el 22 de noviembre de 1963.

 

Autor de  cuentos y ensayos como Limbo, Fogonazos y La filosofía perenne; y novelas como Arte, amor y lo demás, Contrapunto y La isla. Aldous Huxley tiene un saber enciclopédico, fruto de una gran curiosidad intelectual. Es un hombre de ingenio incisivo y pensamiento abierto que, además de interesarse profundamente por el misticismo, lo hace también por el mundo cotidiano y sus exigencias: la paz, la ciencia, la conservación de los  recursos naturales, etc. Su mentalidad no acepta nunca el juego gratuito de las ideas, y en su pensamiento puede encontrarse la necesidad de aportar al mundo una estructura útil.

 

22 11 01 LS Mundo feliz 1 Aldous Huxley

Aldous Huxley

 

Esta nota está centrada en Un mundo feliz (en inglés, Brave New World), el libro escrito por Huxley en 1932. Ambientada en el año 2488, la novela es una distopía (lo opuesto a la utopía: sociedad imaginaria bajo un poder totalitario o una ideología determinada) que anticipa el desarrollo en tecnología reproductiva, cultivos humanos e hipnopedia (educación mediante el sueño) y manejo de las emociones por medio de drogas (soma). La humanidad es ordenada en castas donde cada uno sabe y acepta su lugar en el engranaje social. Una sociedad saludable, avanzada tecnológicamente y libre sexualmente. La guerra y la pobreza han sido erradicadas y todos son permanentemente felices. Sin embargo, la paradoja es que todas estas cosas se alcanzan tras eliminar muchas otras: la familia, la diversidad cultural, el arte, el avance de la ciencia, la literatura, la religión, la filosofía y el amor.

 

22 11 01 LS Mundo feliz 2 Portada Un mundo feliz

Portada del libro Un mundo feliz

 

En la escena que se acompaña a continuación se visualiza la visita a la “fábrica de bebés”. La película completa (hay varias versiones, la primera en 1980) muestra otros aspectos a los ya mencionados: una sociedad organizada y otra sociedad salvaje; la normalidad de “relaciones sexuales con distintas parejas”; la división en castas sociales por “coeficientes intelectuales”; la religión fordiana (adoración de Henry Ford); el saludo T (por el modelo T de los automóviles Ford), un nuevo calendario a partir del año 204910 (numeración decimal) o 40018 (numeración octal) o 1F (calendario fordiano). Y muchas otras características de la prospectiva en la sociedad futurista.

 

Un mundo feliz (fragmento)

por Leonardo Saphir – 25 ago 2022

 

Como dijimos en la nota anterior, La prospectiva del fin de la ciencia, comenzamos el análisis de un aspecto puntual: el modelo de la ciudad del futuro. Y lo hacemos con un grande de la prospectiva, con el genial escritor H. G. Wells, autor de La Guerra de los mundos, El hombre invisible, La Máquina del tiempo y Los primeros hombres en la Luna, entre otras novelas.

 

Nacido en Londres, el 21 de setiembre de 1866, también es conocido como crítico social con visión de futuro, casi profético. Su labor periodística lo señala como un defensor de la paz: defiende todo aquello que signifique progreso para la humanidad y critica los grandes conflictos bélicos que soporta Europa en aquel tiempo. Fallece el 13 de agosto de 1946.

 

22 08 25 LS Ejemplos de la realidad 1 H. G. Wells

Herbert George Wells

 

Nuestra nota de hoy está centrada en su libro Lo que vendrá (Things to Come), llevado al cine en Gran Bretaña en el año 1936. Lo sorprendente es que la historia comienza cinco años después, en plena Segunda Guerra Mundial y termina en el año 2036, año que a la fecha aún no ha llegado. Y lo más insólito es que, salvando distancias, la realidad acompaña a la ficción. Los carteles en el film van anunciando las distintas épocas: 1941, 1966, 1970, 2036.

 

22 08 25 LS Ejemplos de la realidad 2 Lo que vendrá Pelicula

Things to come, la película

 

No contamos de qué trata, vale la pena ver la película, infravalorada por la crítica especializada. Tampoco la comentamos. Dejamos al lector el tiempo para que la vea y analice su contenido, tanto por las imágenes y escenas, increíbles para la época, como por su valor prospectivo.

 

Lo que se muestra en el video que acompañamos, recorte de apenas poco menos de un minuto de Things to come, resume el argumento central: 2036 es el año donde el futuro se concreta. Se ven un sistema de autopistas aéreas, una ciudad con novísimos aspectos, edificios y centros comerciales que en ese tiempo aún no habían sido proyectados ni diseñados y medios de transportes también futuristas.

 Everytown, año 2036