por Juan Carlos Latrichano – 08 nov 2019

 

Parece una noticia irreal, pero afortunadamente es cierto.  Desde el 28 de octubre hasta el 7 de noviembre, el Banco Central habría comprado entre quinientos y setecientos millones de dólares.

 

¿Qué es lo que hizo que se discontinúe la tendencia de ventas permanentes?

Indudablemente, la pauta de doscientos dólares mensuales impuesta a cada persona.  Recordemos que la pauta vigente hasta el día 25 de octubre era de 10.000 dólares.

 

Más allá de la mala prensa que tiene este tipo de medidas, debemos apuntar que el mercado consideró que esta disposición era efectiva; y por lo tanto, decidió desprenderse de divisas, atento a la idea de que el tipo de cambio se estacionaria en la zona de 60 pesos.  La falta de pesos colaboró en igual forma.

 

En medio de esto, ayer se abonaron más de doscientos millones de dólares  en concepto de intereses del Bonar 24.  Y ni se notó en el movimiento de  las reservas.

 

No es para dar la vuelta olímpica, pero es una buena noticia.