por Candela Saldaña – 02 abr 2020

 

El rock es el fenómeno cultural y social que más caracteriza a las sociedades.  Un sinfín de grupos sociales se ven reencarnados en las letras de músicos que sin tapujos ponen en jaque muchas veces al poder político expresando sus ideales y aquello por lo que luchan.  Armados de poesía y acordes, nos regalan canciones que nos recuerdan lo que éramos y lo que perdimos.

 

Durante la década del 80, más particularmente con la guerra de Malvinas, la cual fue una jugada fracasada del último régimen militar en su pretensión de ganar el favor popular, el rock nacional desempeño un rol sustancial.  El carácter nacionalista que asumió la apelación militar permitió que los que eran considerados “enemigos internos” fueran aceptados.  Muchos grupos y solistas pudieron elevar sus voces y hacerse oír, aprovechando el acceso a un circuito que tenían vedado.  Si bien muchos tendían a rebelarse contra la guerra, también se animaron a mostrar sus críticas a otras facetas de la dictadura.

 

 

20 04 02 CS Voces que hablan de soldaditos de plomo 1 Festival de la Solidaridad. Pelo

 

Mientras transcurría la guerra de Malvinas en mayo de 1982, muchos músicos decidieron organizar un festival con la idea de juntar abrigos, colchones, alimentos etc.  Para los soldados, soldados de 18 años.  El recital se llevó a cabo el 16 de mayo en la cancha de rugby del Club Obras Sanitarias con el nombre de Festival de la Solidaridad Latinoamericana.  Fue transmitido en directo por Canal 9 y dos radios: FM Mar del Plata y FM Rivadavia.  El público fue todo un record: 70 mil personas deliraron con las actuaciones de Ricardo Soulé, DúoFantasía, Dulce 16, Pappo, Rubén Rada, Spinetta, Litto Nebbia, León Gieco, Charly García y David Lebón, entre otros.  Ese mediodía, 50 camiones del ejército cargaron abrigos y alimentos.  Luego se sabría que nunca le llegaron a los chicos de Malvinas esas bufandas y medias tejidas por madres y abuelas que rezaban por su regreso a casa.  Toda esa solidaridad fue vendida en la Patagonia y se usó el rock nacional para buscar una causa común en un intento de nacionalizar una guerra con ideales inexistentes; solo para salvar un pedazo de una dictadura que se estaba apagando.

 

 

20 04 02 CS Voces que hablan de soldaditos de plomo 2

 

Después de la guerra quedaron muertos, tristeza y canciones.  Estas nos hacen recordar, sentir más que nada, el hambre en las entrañas, el frio del sur y la incertidumbre del dormir hoy pero no despertar mañana.

 

No bombardeen Buenos Aires

“No bombardeen Buenos Aires no nos podemos defender.  Los pibes de mi barrio se escondieron en los caños, espían al cielo, usan cascos, curten mambos escuchando a Clash.”  Charly García

 

Aquellos soldaditos de plomo

“De pequeño yo tenía un marcado sentimiento armamentista.  Tanques de lata, de cromo y níquel, y unos graciosos reservistas de plomo a mano pintados, con morriones colorados que eran toda una delicia para mi mente infantil.  (…)  ¿Qué nos pasó, cómo ha pasado?  ¿Qué traidor nos ha robado la ilusión del corazón?  Creo que quiero cerrar los ojos para no ver los despojos…”  Víctor Heredia

 

Reina Madre

“Tanques, aviones, barcos y municiones.  Madre: estate tranquila, el mundo así camina.  Son del sur de la tierra.  ¿Qué nos podrán hacer?  Somos distintos, somos mejores.  Pero madre, ¿qué está pasando acá?  Son igual a mí y aman este lugar, tan lejos de casa, que ni el nombre recuerdo.  ¿Por qué estoy luchando?  ¿Por qué estoy matando?”  Raúl Porchetto

 

20 04 02 CS Voces que hablan de soldaditos de plomo 3

 

 

por Candela Saldaña – 19 mar 2020

 

Martes 17 de marzo.  Un día caluroso y nublado de un verano que ya se estaba yendo, un día más de trabajo.  Lejos estaba imaginar que a las 14:45 iniciarían los estruendos y gritos de “¡AMBULANCIA, UNA AMBULANCIA POR FAVOR!”.  El epicentro del desastre sucedió en el barrio porteño de Retiro; el alboroto con la nube de polvo negra se notó por muchos kilómetros más.  El desconcierto invadió a todos, las conjeturas no tardaron en hacerse presentes.  Se hablaba de un terremoto, una explosión.  ¿Habría sido una fuga de gas?  Hasta que finalmente se comprobó que se trataba de una bomba, de un atentado terrorista.

 

El punto de ataque, la Embajada de Israel ubicada en la esquina de Arroyo y Suipacha.  El modus operandi, una camioneta repleta de explosivos, al mando de un atacante suicida, que colisionó con la entrada del edificio.  Dejó a su paso 22 muertos y 242 heridos, junto con un cráter de un metro y medio de diámetro.  También daño en forma considerable una iglesia y una escuela ubicadas en un edificio cercano.  Centenares de personas removieron escombros a mano y con baldes para evitar derrumbes.

 

20 03 19 CS Árboles de tilo 1

 

El gobierno israelí expresó: “Esta cuenta será saldada”.  Mientras que el por entonces presidente Menem pidió la intervención de agentes del servicio secreto de Israel y la CIA.  Este ataque terrorista tuvo muchas denuncias y conspiraciones, pocas investigaciones y ningún culpable.  Lo único que se sabe con certeza es que fue perpetrado por el grupo terrorista Jihad Islámica, brazo armado del Hezbollah.  Por este hecho, la Corte Suprema pidió en 2005 la captura internacional del agente de Hezbollah, Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman, que hasta el momento sigue vigente y nunca se concretó.

 

Está acusado de haber ingresado al país, a principios de 1992, por la triple frontera de Argentina, Paraguay y Brasil, los explosivos que fueron utilizados en el coche-bomba que detonó frente a la sede diplomática israelí.  La investigación, que quedó a cargo del máximo tribunal por tratarse de una representación extranjera, también determinó que el atentado fue en represalia por el asesinato del secretario de la organización, Abbas Musawi.

 

20 03 19 CS Árboles de tilo 2

 

A partir de esa conclusión, la Corte había procesado y pedido la captura internacional de Imad Mughniyah, responsable de la Jihad Islámica y del aparato de seguridad central y exterior de Hezbollah al momento de cometerse el atentado; pero luego constató que había muerto en un atentado en Damasco, en febrero de 2008.  La búsqueda de la verdad tuvo varios altibajos y pasó por muchos intentos de "cajonear" la causa.

 

La explosión dejo víctimas y escombros.  ¿Cómo se investiga un atentado que redujo a polvo un edificio de cuatro pisos?  Los motivos del ataque todavía siguen sin esclarecerse; sin embargo, los que investigaron el hecho no tienen dudas sobre el rol de los agentes locales.  Todo indica que hubo inteligencia previa y posterior de la mano de personal interno local.  Aún hoy esta conspiración permanece en las sombras; lo visible del atentado son las víctimas y sus testimonios.

 

20 03 19 CS Árboles de tilo 3

 

Las primeras horas de la explosión fueron caóticas; no había experiencia y no se pensaba que podía pasar algo así.  Los sobrevivientes salieron de las ruinas por sus propios medios, ensangrentados y aturdidos, solo con su voluntad.  El rescate fue improvisado.  Se esperaba que la justicia calmara las heridas.

 

Pero aquellas, después de 28 años, siguen sangrantes a todo el sentir de nuestro pueblo y crecen a la par de los árboles de tilo plantados en honor a las víctimas del fatídico 17 de marzo de 1992.

 

 

por Candela Saldaña – 23 feb 2020

 

Desde que la humanidad evolucionó, infinidad de bacterias y enfermedades nos han asolado con la idea de la agonía y la eventual muerte en los humanos.  Básicamente, desde que el mundo es mundo, las terribles crisis en materia de salud dejaron grandes consecuencias y se expandieron tan rápido como era posible.  Frente a enfermedades como la lepra, peste negra, fiebre amarilla, cólera, fiebre tifoidea, gripe española etc. las cuarentenas fueron utilizadas para la contención de esas expansiones tan desastrosas.  Utilizada desde hace 3.000 años, en algunos casos pudo ser efectiva; y en otros, era cuestión de echar la moneda y solo esperar.

 

Durante el siglo XIV, debido a la peste negra el mundo vivía en carne propia las malas condiciones de higiene y alimentación.  El contagio masivo de esta enfermedad cobró en poco más de un año la vida del 3% de la población mundial.  Se la llamaba de esta forma por el color que tomaba la piel de los infectados y era transmitida por las pulgas de las ratas que se habían colado en los barcos que ingresaban al continente.  Una vez que afectaba los pulmones era muy peligrosa.  La cuarentena había sido un método poco eficaz; y en ese entonces, el avance de la medicina no había tenido una respuesta grata.  Pero luego esta enfermedad dejó de propagarse en gran parte por la iniciativa propia de muchos pueblos al aislamiento individual.

 

 

20 02 23 CS Cuarentena la historia se repite 1

 

A mediados del siglo XIX se avanzó en el estudio de los contagios y esta práctica tuvo fundamentos científicos.  Otro ejemplo de su uso fue en 1793, frente al brote de fiebre amarilla; este fue el primer método utilizado para frenarla.  Pero fue un fracaso porque se desconocía que el transmisor eran los mosquitos; como consecuencia, más de 4.000 personas murieron.

 

La llamada gripe española de 1918 mató, en solo un año, entre 40 y 100 millones de personas en el mundo.  Para evitar su propagación, se implementaron intervenciones no farmacéuticas, como la promoción de una buena higiene personal, el aislamiento de afectados, la cuarentena y el cierre de lugares públicos.  Si bien estos métodos ayudaron a contener la enfermedad en algunos casos, los costos sociales y económicos fueron muy elevados.

 

También es cierto que las epidemias a menudo desatan reacciones marcadamente racistas entre las poblaciones; un caso de esto es lo ocurrido con la fiebre tifoidea en 1892, en EEUU.  Se expandió en barrios donde vivían inmigrantes judíos rusos.  Las autoridades detuvieron y trasladaron a cientos de ellos a carpas de cuarentena en una isla.  Allí se aisló exclusivamente a inmigrantes e incluso muchos que no estaban infectados contrajeron la enfermedad precisamente por estar allí.

 

 

20 02 23 CS Cuarentena la historia se repite 2

 

Los ejemplos son múltiples: la estigmatización y discriminación hacia las poblaciones minoritarias en todo caso sirven como herramienta de exclusión.  Muchas cuarentenas se han instalado en el mundo a causa de una enfermedad.  Europa ha sufrido varias desde el pre siglo hasta poco más el siglo anterior.  América Latina no ha sido descartada; más precisamente, Argentina hace 11 años vivió una cuarentena durante la gripe A.

 

Entonces, viendo el registro mortífero de la humanidad, devastadoras enfermedades nos han causado estragos; la cuarentena junto con los avances tecnológicos y la actual medicina intentan poner un freno a esto.  Pero las precauciones, no solo frente a la enfermedad relativamente reciente del coronavirus sino a las que pueden seguirle, deberían impactar en cada uno con mayor responsabilidad, tanto del gobierno como de las organizaciones a nivel mundial.

 

 

20 02 23 CS Cuarentena la historia se repite 3

 

No nos dejemos llevar por las simples palabras de “no pasa nada”, “es algo temporal” o “cerremos china y listo”.  ¡No! Tomemos todos los recaudos necesarios.  Siempre tengamos presente que la historia se repite por una razón: los humanos estamos sujetos a tropezar con los mismos errores.  Y a menos que nosotros cambiemos como sociedad, la historia no lo hará por sí sola.

 

 

por Candela Saldaña – 05 mar 2020

 

Pasaron tan solo tres meses desde el inicio del año y se cometieron 63 femicidios; estadísticamente es 1 femicidio cada 23 horas.  El cálculo no se estanca y se actualiza hora a hora.  88 niños y niñas perdieron a sus madres como consecuencia de la violencia machista en lo que va del año.

 

En nuestra historia hemos sido maniatadas, denigradas, humilladas, calladas, asesinadas, quemadas, empaladas, enterradas.  Lloraron madres, abuelas, tías, hermanas, niños y niñas.  Hubo velatorios y funerales.  El 15% de ellas hicieron denuncia previa y el 3% tenían medidas judiciales.  Según los informes, una mujer corre más peligro dentro de su propia casa que en plena calle.  La provincia de Buenos Aires en 2019, fue escenario del mayor número de femicidios con 111 casos.  La siguen Santa Fe, con 24; Córdoba, con 21; y Salta y Tucumán, con 16 casos cada una.  Los datos surgen del relevamiento nacional de medios gráficos y digitales que realizaron desde el Observatorio para mostrar cómo la violencia machista no da descanso; y a su vez, encender las alertas en el Estado nacional para que continúe trabajando en erradicar las violencias contra las que día a día se enfrentan las mujeres en la Argentina.

 

20 03 05 CS Nos arrebatan la vida 1

 

Como género fuimos y somos víctimas de abusos, violaciones, insultos; nos han tratado de la peor forma y han dejado nuestras muertes estancadas en un cajón sin justica alguna.  Se nos estremeció el alma, y quien de nosotras no habrá llorado cuando llegaban noticias de las desaparecidas; no hay duda de que el pensamiento que rondaba por nuestras cabezas era el de “espero que esté bien”, “que no le haya pasado nada”, “por favor, muerta no”.

 

Estuvimos pendientes en 2013 cuando Ángeles Rawson, que había salido de una clase de gimnasia, era encontrada después de un día en la basura, como si no valiera nada.  Nos paralizamos cuando oímos que Lucia Pérez, de 16 años, había muerto a causa de ser drogada, violada y empalada.  Ramona Nicolasa “Peli” Mercado tenía 13 años cuando caminó unas cuadras para llevarle un pantalón a su mamá que estaba en la casa de una vecina; un auto se la llevó y nunca más la volvieron a ver.

 

20 03 05 CS Nos arrebatan la vida 2

 

Después de 10 días de intensa búsqueda, Candela Rodríguez, de 11 años, aparece muerta en el interior de una bolsa de consorcio.  Dahiana Moyano volvía a su casa, se bajó antes del colectivo por las malas condiciones del camino, un hombre la atacó y dejó su cuerpo en un descampado.  Chiara Páez tenía 14 años, la Policía la encontró enterrada en el patio de la casa de los abuelos de su novio; estaba embarazada.  Natalia Melmann, 15 años, fue violada, quemada y estrangulada con el cordón de su propia zapatilla.  Sheila Ayala tenía 9 años: la encontraron muerta entre dos paredes.  Daiana García dijo que iría a una entrevista de trabajo y luego a cenar con una amiga, pero no llegó a la cita; un día después encontraron su cuerpo envuelto en una bolsa de plástico y con una media en la garganta; había muerto por asfixia.

 

La vida de ellas y de muchas más, fueron arrebatadas; sus cuerpos ultrajados, aunque su memoria quedara intacta.  Nosotras, las pibas, las feministas, luchamos y marchamos para ellas y por ellas.  Para que no tengamos que buscar ni pegar fotos con nuestras caras si alguna no vuelve a casa.  Intentaremos ahorrar la angustia y lágrimas de madres y secaremos las de otras en los tribunales de justicia.  Estoy segura de que tanto yo, como todas las que quedamos luchando, perdemos una parte de nosotras a la par de aquellas a quienes les quitan la vida.

 

20 03 05 CS Nos arrebatan la vida 3

 

8/03/2020 Marcha para ellas, para nosotras.

 

 

por Candela Saldaña – 09 feb 2020

 

Hace 90 años nacía en un suburbio de Buenos Aires nuestra más querida amiga.  Esa que nos contaba acerca de una tortuga que se fue a una tintorería de Paris, de un brujito que no paraba de hacer desastres con sus travesuras o nos invitaba a tomar té con tetera de porcelana.  Esta cantante, actriz, escritora, fue para muchos de nosotros una maestra con voz alegre, una heroína; un recuerdo dulce que intentamos transmitirle a las siguientes generaciones.

 

María Elena Walsh no solo escribía versos, obras de teatro y guiones para niños.  Sino que detrás de esto se destacaba un trasfondo ideológico y crítico.  Huía de los estereotipos y de las palabras edulcoradas para ser portadora de la temible verdad y mano tendida.  Trataba infinidad de temas sociales y criticaba aspectos del mundo, tanto intelectual como social, que la rodeaba.  Desde muy chica tuvo facilidad para las artes como la música, pintura y escritura.  Siendo la combinación de las letras y la música su marca registrada.

 

20 02 09 CS Tantos años tardó en cruzar el mar 1

 

Cuando tenía 17 años, frente a la muerte de su padre, decide invertir sus ahorros en la impresión de su libro “Otoño imperdonable”, el cual se destacó por la madurez literaria de sus poemas y le valió la atención del mundo literario hispanoamericano.  Le siguieron varias publicaciones de ensayos, poemarios, artículos que gozaron de buena crítica y recepción del público.  Sin embargo, decidió abrirse a nuevas experiencias: junto con Leda Valladares, viajaron en 1951 a Europa para ampliar el horizonte del folclore del noroeste argentino.  Se asentaron en Paris, presentándose en cafés, boîtes, cabarets etc., relacionándose con otros artistas latinoamericanos y estadounidenses.  Grabaron juntas 10 albúmenes tanto en Europa como en Argentina; realizaron extensas giras por todas partes de Europa, Latinoamérica y Argentina.  A comienzos de los 60 decidieron separarse.  Leda reivindicaba el puro valor del folclore, mientras que María Elena buscaba la creación de nuevas expresiones.

 

Al simultáneo de las giras y grabaciones, publico libros, escribió ensayos y gesto una idea, la de formar un cabaret para niños o un varieté infantil que revolucionaría el mundo del espectáculo.  El éxito extraordinario de los espectáculos, que pronto empezaron a llevar a escena infinidad de compañías en distintos países, supuso para María Elena Walsh la consagración y la consolidación de su proyecto.  Las grandes compañías grabadoras la llamaron para grabar sus primeros discos como solista: Canciones para mirar, Canciones para mí, El país del Nomeacuerdo y Villancicos, que desde entonces tienen su lugar en casi toda casa con niños.

 

20 02 09 CS Tantos años tardó en cruzar el mar 2

 

En 1965 publicó Hecho a mano, un libro de poemas que se convirtió en un boom por la actualidad de su problemática y por su calidad poética.  En 1968, Walsh estrenó su primer espectáculo de canciones para adultos -Juguemos en el mundo. Recital para ejecutivos- en el Teatro Regina, con enorme repercusión y éxito de público y crítica.  Como Chico Buarque en Brasil, Joan Manuel Serrat en España o Víctor Jara en Chile, María Elena Walsh fue labrando un repertorio imbuido del aire contestatario de los tiempos –pacifismo, feminismo, “protesta” contra la injusticia social– pero mostrando un talento poético único y, sobre todo, una temática absolutamente personal y desconcertante.  Le siguieron más de treinta años de éxitos, shows, grabaciones y carcajadas infantiles.

 

Hasta que, lamentablemente, en 1981 fue diagnosticada de cáncer de hueso.  Pero hacia 1983, tras un penoso y prolongado período de tratamiento, cuando retornó la democracia ya estaba curada y dispuesta a encarar un largo proceso de rehabilitación y una nueva fase en su trabajo.  Comprometida con la restauración de la democracia en los ámbitos más diversos, participó más o menos directamente en proyectos políticos, para recalar finalmente en la transformación de su gremio, la Sociedad Argentina de Autores y Compositores, SADAIC, donde su aporte en el Departamento Cultural fue decisivo.  Más allá de un sinfín de textos escritos para televisión o por encargo de compositores, no dejó de engrosar la lista con obras literarias tan importantes como Novios de antaño (1991), una novela autobiográfica sobre la niñez en tiempos de la “década infame”.  Siguió escribiendo para chicos, publicó poemarios y autobiografías.  Falleció el 10 de enero del 2011, a los 80 años.

 

20 02 09 CS Tantos años tardó en cruzar el mar 3

 

Un poquito caminando y otro poquitito a pie, se fue convirtiendo en adoración de chicos y grandes.  Piso el suelo de centenares de escenarios, canales de televisión, radios, estudios y auditorios.  Realmente hizo y dejó un legado para jamás olvidarla; le contó historias a los chicos e hizo tararear a grandes.  En las épocas más duras de nuestra historia dio esperanza con la mejor de todas las armas: las palabras.  Escribió, escribió y escribió dejando a su paso un camino de borrones y garabatos con un dulce aroma a infancia.