Imprimir

por Daniel Martos - 28 abr 2022

 

En épocas tan bárbaras como la que estamos viviendo ahora -donde la lamentable ilógica de la guerra pseudoideológica rusoucraniana, con excusas de ser preventiva, ya tomó varias vidas y amenaza con prolongarse de una manera imprevisible- muchos dudamos de que el ser humano continúe en una línea ascendente constante o, si por el contrario, vuelve camino hacia la idiocia, con una edad mental que no se correspondería con una evolución.

 

No habiendo podido hallar una respuesta certera a ese interrogante, me parece más fructífero -quizá, también, más mundano- reconocer y avanzar en el análisis de otro tipo de desarrollo -informático, claro está- de vanguardia en las últimas décadas: la Inteligencia Artificial.

 

Qué es la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial es la habilidad de un dispositivo de emular las capacidades que los seres humanos tienen, como el razonamiento, el aprendizaje, la creatividad y la capacidad de planear.

 

Con riesgo de caer en un exceso de simplicidad, podemos compararlo con un aparato mecánico que, en base a experiencias previas, puede evaluar diferentes alternativas y seleccionar la más adecuada para el fin que se propone (o para el que lo programaron).

 

No exentos de polémica, algunos autores afirman que la primera máquina autocontrolada fue un regulador del agua que modifica su propio funcionamiento, pero sin un razonamiento previo. Fue construida en el 250 a.C., por Ctesibio de Alejandría.

 

De todas formas, el consenso mayoritario en la comunidad científica afirma que los primeros referentes históricos se remontan a los años 30 con Alan Turing, considerado padre de la IA, y que el punto de partida es el año 1950, precisamente cuando Turing publica un artículo con el título «Computing machinery and intelligence» en la revista Mind.

 

22 04 28 DM Inteligencia Artificial 1 Alan Turing pionero de la IA

Alan Turing, pionero de la IA

 

Ya está presente en la vida cotidiana

Varios ejemplos de la inteligencia artificial están ya presentes en tu vida, querida lectora o querido lector. Por ejemplo, los asistentes virtuales (en celular o pc), los traductores automáticos, las notificaciones del celular de acuerdo a diferentes contextos (temporales y/o geográficos); todos son claras muestras de estas funcionalidades. Como también lo son los “bots”, esos chats que existen en muchos sitios web, simulando una conversación con humanos; cuando en rigor de verdad, son programas preconfigurados informáticamente.

 

Las redes sociales son un lugar predilecto para el uso de la IA: tu experiencia de usuario está hecha totalmente a tu medida. A través de la secuenciación de un algoritmo, cada red social te ofrece la información que cree que buscás, para que así vuelvas a visitarla seguido.

 

Incluso, también tiene funciones que apuntan a una vida más sana. Por ejemplo, la app DayTwo utiliza un algoritmo para adaptar una dieta al microbioma y al metabolismo de un individuo, la cual, descubrieron, resulta mejor para controlar el azúcar en sangre que la dieta mediterránea, considerada una de las más saludables del mundo.

 

¡Pero también hacen arte!

Pero como decíamos al principio, no solo la mente humana dedica su capacidad al razonamiento: también ocupa su tiempo en el hermoso don de la creatividad. ¡Y la IA también quiere imitarla, especialmente en el campo creativo por excelencia: el arte!

 

Las investigaciones de Hiller e Isaacson (1958) con el ordenador ILLIAC constituyen el trabajo pionero más conocido de música por computadora. Su principal resultado es la Suite Illiac, un cuarteto de cuerda compuesto siguiendo el enfoque de resolución de problemas usando una metodología de “prueba y error”.

 

22 04 28 DM Inteligencia Artificial 2 Taryn Southern

Taryn Southern

 

Actualmente, Taryn Southern, una adolescente norteamericana, creó melodías vocales y escribió las letras del álbum de 8 canciones; la composición y la instrumentación la hizo completamente la inteligencia artificial. El álbum va camino a ser un éxito, lo que me hace pensar, ¿quién cobrará los derechos de autor?

 

En 2018, Artnet un sitio web de arte vendió a un coleccionista parisino la obra “El retrato de Edmond Belamy”, el primer cuadro hecho con un programa con IA del colectivo artístico francés Obvious, cuyo lema es “la creatividad no es solo para los humanos”. Para su creación, se alimentó al sistema con datos de 15 mil retratos pintados entre los siglos XIV y XX. La imagen que resultó tiene aires de la pintura del siglo XVIII, pero no se trata de una pintura sino de una impresión de tinta.

 

22 04 28 DM Inteligencia Artificial 3 El retrato de Edmond Belamy

El retrato de Edmond Belamy

 

Experimentando AI con Google

Si te apasiona el tema y te interesa probar directamente las implicancias de la vida artificial, el gigante de la G tiene tres opciones para que puedas experimentar la AI en tu PC. Paso a enumerarlas:

 

-Modo de Interacción: disponible en https://experiments.withgoogle.com/interplay-mode, es el primer recurso de la colección de Google para experimentar con Inteligencia Artificial. Consiste en hacer videos interactivos con IA, interactuando con el dispositivo.

 

-Sonidos de Pájaros: con este experimento de Google, miles de sonidos de pájaros podrán ser clasificados y visualizados mediante el aprendizaje automático. Entrando en este link: https://experiments.withgoogle.com/bird-sounds, podrás obtener el código de programación y comenzar a jugar con este tipo de Inteligencia Artificial.

 

-Máquina para enseñar: con este experimento de Google encontrarás una manera rápida y fácil de crear modelos de aprendizaje automático, sin necesidad de codificación. Aprenderás a entrenar a una computadora para que reconozca sus imágenes, sonidos y poses. Luego podrás exportar el modelo para los sitios y aplicaciones que quieras.  https://experiments.withgoogle.com/teachable-machine

 

Estos tres “experimentos” de Google figuran en la web en idioma inglés. No obstante, podés seleccionar, haciendo click derecho con el mouse en cualquier parte de esos sitios, la opción “traducir al español” para poder leerlo en tu idioma, gracias a otro uso de... ¡la inteligencia artificial!