por Osvaldo Pimpignano - 28 feb 2020

 

Según la ONU, el dengue amenaza a la mitad de la población mundial y la Argentina lo padece.  Hasta hace varias décadas, la región norte de nuestro país se tipificaba como subtropical.  Esta condición se ha ido modificando a causa del cambio climático; y desde la zona centro al norte se puede decir que su clima es ahora tropical, con las implicancias del caso.  Algunas de ellas muy graves, como la aparición de enfermedades, para nosotros exóticas, como el zika, el chikungunya y el dengue; o la modificación realizada en los tipos de cultivos y crianza de animales.

 

Según la ONU, el dengue ha alcanzado su máximo histórico en América Latina.  En el continente es Brasil quien más la padece y alcanzó el nivel de epidemia.  Paraguay está en camino de alcanzar ese indeseable nivel; y Bolivia, en riesgo.  La cercanía y circulación de personas y vehículos entre la Argentina y esos países nos ha puesto en severo riesgo de importar la enfermedad.  Según la última actualización epidemiológica, Brasil registró el mayor número de casos en su historia, con más de dos millones; seguido, a mucha distancia por México, con 213.822; Nicaragua, con 157.573; Colombia, con 106.066; y Honduras, con 96.379.

 

20 02 28 OP Nuevamente la amenaza viene volando 1 Campaña de limpieza

Campaña de limpieza

 

Según la última actualización epidemiológica de la Organización Panamericana de la Salud, a fines de octubre de 2019, el dengue ha llegado a su máximo histórico en América Latina con 2,7 millones de casos, incluidos 1206 mortales.  Además de América Latina, los brotes de dengue se producen actualmente en varios países, especialmente en el subcontinente indio.  "La mitad de la población mundial está ahora en riesgo de padecer el dengue", ha afirmado el doctor Soumya Swaminathan, científico jefe de la Organización Mundial de la Salud.

 

Según los datos recopilados por la Organización Mundial de la Salud, se sabe que el dengue, en la década de 1970, existía solo en nueve países; ahora es endémico en 128 países y afecta hasta 96 millones de personas cada año.  "El aumento de los brotes este año es un llamado de atención para los gobiernos, los encargados de formular políticas públicas y los investigadores, sobre la necesidad de fortalecer los programas de vigilancia y control; así como para intensificar las estrategias de prevención de esta propagación fenomenal del dengue y otros virus transmitidos por vectores", declaró Raman Velayudhan, coordinador del programa de gestión de vectores de la Organización Mundial de la Salud, en Ginebra.

 

Las enfermedades transmitidas por mosquitos como la malaria, el dengue, el zika, el chikungunya y la fiebre amarilla, representan aproximadamente el 17% de todas las enfermedades infecciosas a nivel mundial, cobrando más de 700.000 vidas cada año e infligiendo sufrimiento en muchas más.  El brote de zika en 2015 en Brasil estuvo relacionado además, con un aumento en el número de bebés que nacen con microcefalia.

 

20 02 28 OP Nuevamente la amenaza viene volando 2 El Aedes aegypti es pequeño y se reconoce por sus rayas blancas

El Aedes aegypti es pequeño y se reconoce por sus rayas blancas

 

Que sucede con el dengue en la Argentina

Todos los años, desde septiembre a mayo, comienza la reproducción masiva del mosquito Aedes aegypty, y desde ese momento aumentan los casos de la enfermedad.  La hembra del Aedes aegypty es el vector responsable de la transición del zika, el chikungunya y el dengue.  Ella pica para alimentarse en el periodo en que está ovulando.  No es portadora natural de las enfermedades ni la afecta.  De los cuatro tipos de dengue conocidos, dos producen riesgo de vida.  El Aedes aegypti y el Aedes albopictus son los mosquitos transmisores de la enfermedad y pican durante el día, especialmente después del amanecer y antes del atardecer, evitando la horas de mayor temperatura ambiente.

 

La transmisión de las enfermedades se produce si el insecto pica a una persona portadora o enferma y luego pica a una persona sana a la que inocula la enfermedad.  Es un insecto hematófago, por lo que los virus y bacterias encuentran un medio fácil de transmisión por contacto directo con la circulación sanguínea.  En el caso de la Argentina, con aproximadamente 100 casos, todas las alarmas se encendieron frente al brote epidémico en Paraguay, que produjo el colapso de los hospitales públicos, dos fallecidos confirmados por la enfermedad y otras 12 muertes que todavía se encuentran bajo sospecha.  Incluso se confirmó que el presidente paraguayo Mario Abdo Benítez, de 47 años, y su esposa, padecen el serotipo 4 de la enfermedad.  A esta grave situación se le suman los más de dos millones de casos que se registraron en Brasil durante el 2019, y los más de 200 casos confirmados en Bolivia los primeros días del 2020.

 

20 02 28 OP Nuevamente la amenaza viene volando 3 Prueba de laboratorio

Prueba de laboratorio

 

La evolución del dengue se reproduce en el caso de que el vector pique a una persona infectada con el virus, y comenzarán la cadena de dispersión de casos autóctonos, es decir no importados.  Por lo general, la mayor cantidad de casos confirmados se producen en el noroeste y noreste argentinos, mayoritariamente importados.  Sin perjuicio de haber aparecido casos en Bahía Blanca y Neuquén.

 

En el caso de ser picado por uno de estos mosquitos que presente la enfermedad, los síntomas serán: fiebre alta que aparece de manera repentina y, rápidamente, dolor de cabeza, dolor muscular y de articulaciones, dolor retro ocular (detrás de los ojos) y erupciones en la piel.  Ante la presencia de alguno de estos síntomas, resulta clave recurrir a una consulta médica y no automedicarse, debido a que esto puede llegar a esconder la enfermedad y dificultar la detección.

 

Hasta el momento no existe vacuna contra el dengue ni medicamentos específicos para tratarlo.  Por esto, la única medida eficaz y posible es eliminar los posibles criaderos del mosquito Aedes aegypty, que tiene la particularidad de buscar únicamente agua limpia donde depositar sus huevos.  Por esto hay que eliminar todo tipo de recipiente que pueda llegar a contener agua limpia de la lluvia, como neumáticos usados y todo tipo de envases.  Cambiar diariamente el agua de los bebederos de las mascotas, limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos y cuidar que todo tipo de tanque o tambor destinado al almacenamiento de agua esté perfectamente tapado.  Por el contrario, en este caso, y solo en este caso, no son preocupantes las aguas estancadas en charcos o zanjas de desagote urbanas, ya que las mismas no tienen el grado de pureza que el mosquito exige.  Tampoco son preocupantes las piscinas a las que se les agrega químicos para mantener el agua (el más típico, el cloro).  Estos productos matarían a las larvas.  Por supuesto que merecen destacarse la instalación de mosquiteros de malla fina en ventanas y puertas.

 

20 02 28 OP Nuevamente la amenaza viene volando 4 Macho izquierda y hembra centro y derecha Aedes aegypti

Macho (izquierda) y hembra (centro y derecha) Aedes aegypti

 

Este mosquito de no más de un centímetro de largo es muy territorial, tiene hábitos domiciliarios y raramente se aleja de su territorio más de 30 metros.  Por esto, una medida muy importante es la que han tomado los vecinos de algunos barrios al acordar eliminar toda posibilidad de cacharreo en sus hogares, lo que repercute favorablemente en la salud de la comunidad.

 

¿Cómo es el proceso de enfermedad del Dengue?

El dengue tiene un período de incubación de entre 3 a 15 días, y se divide en 3 etapas:

-Etapa febril (días 0 a 5 de la enfermedad)

-Etapa crítica (días 5 a 7 de la enfermedad)

-Etapa de recuperación (luego del 7° día de la enfermedad)

 

¿Cuáles son los síntomas?

La primera etapa de la enfermedad se caracteriza por la presencia de fiebre con dos o más de los siguientes síntomas:

-Cefalea intensa retroocular (detrás de los ojos)

-Escalofríos

-Dolores musculares y en articulaciones

-Erupciones cutáneas

-Derrames en la piel u otras manifestaciones hemorrágicas.

Luego del cuarto y quinto día hay una mejoría de la fiebre y los síntomas; y en la mayoría de los casos, la enfermedad finaliza aquí.  Sin embargo, la reaparición de fiebre, luego de una mejoría de 12 a 24 horas debe alertar sobre la posibilidad de estar avanzando hacia la etapa crítica.

 

¿En qué casos podrían presentarse complicaciones?

Junto a la reaparición de fiebre, los siguientes síntomas pueden ser indicativos de progresión de la enfermedad y complicaciones:

-Dolor abdominal intenso y sostenido

-Vómitos persistentes

-Sangrado de mucosas

-Irritabilidad, somnolencia, etc.

 

20 02 28 OP Nuevamente la amenaza viene volando 5 Hospitalización en Paraguay

Hospitalización en Paraguay

 

En caso de sospecha, tener en cuenta estas indicaciones:

En pacientes febriles, evitar las picaduras de mosquitos mediante el uso de repelentes y telas mosquiteras para frenar la transmisión viral.  Además, si el enfermo también presenta vómito, hemorragia, dolor abdominal intenso, manos y pies fríos, labios azules o un descenso de temperatura, puede ser que esté experimentando fiebre hemorrágica por dengue.  En ese caso, el enfermo deberá ser trasladado al hospital.  Siempre comuníquese con su médico personal si tiene alguna duda o si sospecha de alguna enfermedad.  En caso de fiebre y/o dolor, tomar solamente paracetamol y no otros antiinflamatorios, analgésicos o antipiréticos como la aspirina, el ibuprofeno y el diclofenac, porque pueden favorecer una hemorragia.

 

Descargo de responsabilidad:

Este contenido se presenta exclusivamente con fines informativos y no es un consultorio médico.  No se debe de ninguna manera utilizar para diagnosticar o tratar afecciones médicas.  Si se presentan síntomas o se cree tenerlos, comuníquese con su médico de inmediato.

 

Más información en la página web del Ministerio de Salud de la Nación:

https://www.argentina.gob.ar/salud/glosario/dengue

 

Las imágenes fueron tomadas de la web