¿Renta nacional o extranjera?

por Juan Carlos Latrichano

24 jun 2017

 

 

En la década del setenta, se estudiaba un concepto hoy olvidado: el concerniente al ingreso nacional. El mismo, es igual al ingreso total menos el ingreso de los extranjeros no residentes en el país (intereses de la deuda externa y utilidades de multinacionales locales que se distribuyen en el exterior).

 

Al respecto, el General Perón explicó esta situación tras las nacionalizaciones de los servicios y la repatriación de la deuda señalando que antes de esto la manguera tenía pérdidas y parte del agua no iba al jardín.

 

El Gobierno actual discontinuó la vía de endeudamiento interno y la reemplazó por la vía externa. El objetivo de este cambio obedece a la idea de evitar la emisión monetaria y sus consecuencias inflacionarias. Sin embargo, este objetivo pierde de vista que los dólares provenientes del endeudamiento externo provocan también expansión monetaria y está debe ser acotada por la emisión de Lebacs. Siendo esto así, cabe formular la siguiente pregunta:

 

¿Cuál es la diferencia entre la vía de endeudamiento externa con respecto a la interna?

En principio existen dos diferencias. La renta que se fuga de nuestras fronteras disminuye el consumo interno debido al menor ingreso de los argentinos. Al mismo tiempo el ingreso de dólares financieros plancha el tipo de cambio alentando importaciones y el turismo de argentinos en el exterior.

 

Resulta imprescindible repensar el modelo a aplicar en el futuro inmediato. De lo contrario, se harán algunos cambios para que nada de lo que nos ocurre cambie.