por Alejandro Muñoz – 07 dic 2022

 

El colombiano Andrés Balanta falleció la semana pasada, a los 22 años, mientras entrenaba con Atlético Tucumán. Una falla cardíaca, un antecedente similar no muy lejano mientras entrenaba en su país y el sofocante calor, provocaron la muerte del futbolista, quien no pudo ser reanimado tras una hora de maniobras de reanimación y trabajos con el desfibrilador.

 

En medio del dolor, fue Lucas Pusineri, DT del conjunto tucumano, quien tuvo un gesto conmovedor: viajó a Cali para participar del último adiós junto a amigos y familiares de Balanta.

 

"Yo lo traje a Argentina, yo lo voy a llevar de regreso a sus padres", reconoció.

 

 

por Alejandro Muñoz – 12 nov 2022

 

Situación: un torneo de fútbol para chicos y chicas de entre 9 y 12 años, en una parroquia. Cuatro equipos.

 

Una charla previa entre jugadores y padres para concientizar sobre el lugar en el que se desarrollaba la jornada: nada de gritos, ni protestas al árbitro ni mucho menos contra los nenes.

 

Todo correcto hasta ahí.

 

Primer partido: los papás de uno de los equipos saltando, alentando, aplaudiendo. Los chicos perdieron 2-0.

 

Segundo partido: mismo equipo. Pero a los 5 minutos perdían 5-0. Los padres se sentaron, dejaron de ver el partido, los nenes lo percibieron y uno se puso a llorar. En ese momento, la "goleada" la sintieron mucho más y ya no se divirtieron.

 

Todo se resolvió con el reclamo de uno de los padres: "¡Terminalo! ¿No ves que los están pasando por arriba?"

 

Porque el exitismo siempre puede más, ¿vio?

 

 

por Alejandro Muñoz – 13 sep 2022

 

La Copa Libertadores de América tendrá, una vez más, un campeón del Brasil. Será la cuarta ocasión consecutiva, tras el triunfo de Flamengo ante River en 2019, cuando dos goles de Gabriel Barbosa sobre la hora decretaron el título en favor del Mengao.

 

¿Qué sucede? Si bien es fútbol y en esta dinámica lo impensado puede suceder, lo cierto es que el poderío económico está logrando imponerse: Brasil no solo trae jugadores consagrados de Europa sino que, además, comenzó a contratar a jóvenes promesas del fútbol sudamericano, sobre todo de la Argentina.

 

De este modo, los equipos que pueden darle pelea se debilitan y, lo que es peor, refuerzan a los que hoy son los más poderosos del continente: Flamengo, Palmeiras, San Pablo, Corinthians, Atl. Mineiro.

 

¿Cómo cortar esta hegemonía? Parece complicado. Y hay que sumar otro dato: de los 20 equipos que integran el Brasileirao (la máxima categoría del fútbol brasileño), 12 se clasifican para torneos internacionales, siendo el país que más plazas tiene en Sudamérica.

 

Un combo letal para el resto de las asociaciones.

 

 

por Alejandro Muñoz – 26 oct 2022

 

Gonzalo Higuaín se retiró del fútbol profesional a los 34 años y tras 17 de carrera.

 

Días atrás, en una entrevista televisiva, reconoció que cerró o abandonó sus perfiles en redes sociales por el daño que le producía leer los comentarios de la gente. "Hay personas que agarran el celular solamente para herir a otros", sostuvo.

 

Higuaín jugó 785 partidos, marcó 366 goles y ganó 14 títulos. "A veces, las redes sociales son tan crueles que pueden llevar a una persona a suicidarse".

 

El delantero, que vistió las camisetas de River, Real Madrid, Napoli, Milan, Juventus, Chelsea e Inter Miami, quedó marcado tras los goles que erró en la final de la Copa del Mundo de 2014 y en las dos definiciones de Copa América ante Chile. En las plataformas virtuales, cientos (miles, millones) de personas hicieron memes con la cara de Higuaín.

 

"Detrás de cada futbolista, hay una familia. Mucha gente de mi entorno sufrió más que yo esta situación. Por eso, de ahora en más, todo lo que haga va a ser para disfrutar la vida".

 

Las publicaciones de redes sociales que anunciaban el retiro del ahora exjugador se llenaron de comentarios: "Gordo muerto", "Horrible, ya estabas retirado desde el 2014", "Fracasado".

 

¿Fracasado, un tipo que hizo goles en todos lados, ganó millones y va a disfrutar la vida? ¿Quién lo escribe? Seguramente un triunfador escondido detrás de un perfil falso...

 

 

por Alejandro Muñoz – 19 ago 2022

 

La Liga Buenos Aires le quitó los puntos a Cañuelas por mala inclusión. ¿De un futbolista profesional? No, de una nena de 10 años en un torneo de nenes.

 

Paula quiere jugar a la pelota, divertirse. No perdamos de vista, estimado lector, que estamos hablando de criaturas que recién atravesaron la primera decena de años de vida. Así las cosas, y transcurridas 13 fechas, la organización informó que el club pierde todos los puntos en los que haya participado Paula porque va en contra del reglamento, Capítulo 2, Artículo 1: “Todos los partidos se jugarán con jugadores (valga la redundancia) del sexo masculino”.

 

¿Qué es lo más curioso? ¡Que ya van 13 fechas! En cada uno de los partidos se presentó el DNI de la niña, así como al inicio de la competencia una ficha médica y certificados. ¿Por qué recién ahora? El club Alem, al ser sancionado por otro motivo, reclamó en contra de Cañuelas. Usted no vaya a pensar que estas ligas están hechas para que los chicos puedan jugar un rato y patear la pelotita. Por más que la página de la Liga diga que “Lo más importante del deporte no es ganar, sino, participar, por lo que lo esencial en la vida no es el éxito, sino esforzarse en conseguirlo”.

 

En un país donde se regalan recursos de amparo por todo, donde se hace la vista gorda en millones de cosas, en donde se consiguen permisos con solo tocar la puerta correcta, en este caso la decisión es cortarle la libertad a la nena. Y un recordatorio en la web de la Liga: “Es importante que lean el reglamento”. ¿Y si los propios dirigentes de la Liga lo leían ante la primera “irregularidad”?

 

¿Qué pensará la pequeña Paula? Comenzó en abril, con 9 añitos, a jugar este torneo con toda la ilusión. ¿Qué pensará? Esa alegría que habrá sentido el 10 de julio, cuando anotó el 1-0 para el triunfo de su equipo contra San Martín, en Monte Grande, apenas dos días antes de cumplir 10 años. Podemos hablar de reglas que hay que cumplir, de derechos, de inclusión, de géneros, de diversidad, de libertad, pero es para la tribuna, para la gilada. Todo salta a la vista al primer contratiempo. Un circo. Y lo único que interesa es ganar, pisar al rival.