por Daniel Martos - 15 mar 2020

 

Más allá del eterno debate de si el Whatsapp es una red social -que, vuelvo a insistir, según mi punto de vista y de acuerdo con su nacimiento original de la app, es un servicio de Mensajería instantánea-, existen, innegablemente, solo un selecto grupo de redes sociales propiamente dichas; en las cuales la reciprocidad y circulación de contenido nodal es una de las principales vertientes y focos de interés.  Obviamente, hablamos de Instagram, Facebook, Twitter y, en menor medida, Linkedin y el advenedizo Tik Tok.

 

Pero no solo de snob vive el hombre... ¡y menos la mujer!  Y hay causas tanto más nobles como filantrópicas que se vuelven más poderosas y sustentables gracias a la sinergia que sólo le puede aportar en tamaña medida, su presencia en internet.

 

Las redes... o, mejor dicho, portales vinculadas al tercer sector -se denomina así a todo el espectro de organizaciones, instituciones y asociaciones civiles que tienen por principal finalidad actividades e iniciativas sin fines de lucro, y tienen una orientación social- son, si bien con un alcance relativo respecto a otras redes, una gran forma en la que este canal sirve para la difusión y desarrollo de proyectos orientados al bien común.

 

No seas iluso: ¡sé idealista!

Un portal con muchos años de desarrollo, es el sitio de idealistas: https://www.idealist.org/es/  Esta plataforma de alcance mundial permite conectar instituciones y particulares a lo largo de todo el mundo, pudiendo ofrecer/recibir voluntariado (o trabajos rentados en instituciones sin fines de lucro).

 

20 03 15 DM Re Social 1 Sitio web de Idealistas

Sitio web de Idealistas

 

Gracias a su nueva interfaz, podemos buscar el tipo de voluntariado que queremos realizar mediante los filtros de ubicación: la temática de la ONG, el tipo de voluntariado o colaboración -económica, microcrédito o eventos-; y si la acción a desarrollar será en forma presencial o virtual (remota, a distancia).

 

A su vez, también es posible listar y consultar las instituciones que se dieron de alta en dicho portal.  Y encontrarlos por zona, para saber las ONGS y OSC mas importantes que se encuentran presentes en una determinada ciudad.

 

 

Múltiple Change

Change.org es un portal de acción participativa virtual.  En este sitio se puede subir una petición a una institución, agente o poder gubernamental - en cualquiera de sus niveles-; y quien genera la petición o quien esté interesado, pedir adhesiones a través de las redes sociales tradicionales.  Puede brindarle difusión y lograr mayor cantidad de firmas de apoyo.

 

20 03 15 DM Re Social 2 Sitio web de Change

Sitio web de Change

 

Una vez que se alcanza determinada cantidad de apoyos, la plataforma acerca la petición a la institución demandada, quien, muchas veces, accede a la petición que haya alcanzado un gran nivel de respaldo popular; y brinda una respuesta, aunque a veces esta no pase de una mera declaración promisoria.

 

El dato positivo es que el portal muestra aquellas peticiones que han alcanzado el objetivo deseado, y lo resalta en su home con la palabra ¡Victoria! antecediendo a cada publicación que lo haya logrado.

 

 

...y Nobleza Obliga

Esta vez, el título no es un juego de palabras: Nobleza Obliga es una plataforma real de crowdfunding, es decir, de financiamiento colectivo para instituciones civiles y ONGs, donde se publican proyectos con objetivos concretos.  Puede visitarse en http://www.noblezaobliga.com/

 

Si bien ya no se encuentra en el esplendor que tuvo años atrás, sigue muy activa en redes sociales, donde presentó el desafío “Mentes Transformadoras”, con el acompañamiento del ministerio de Desarrollo Social de Córdoba, aunque es un proyecto de alcance Nacional.

 

Si bien el tercer sector está atado, como el resto de la sociedad, a los vaivenes de la situación socioeconómica, esta nota puede ser, quizás, una buena oportunidad de retomar los sueños de construir un mundo mejor...  Y lo mejor (valga la redundancia) es que se puede empezar desde el sillón de tu hogar, desde esta misma PC.

 

 

por Daniel Martos - 14 feb 2020

 

En los últimos meses, un poco por hobby, y otro tanto como investigación para Un ratito más, me dediqué a abrir cuentas en las llamadas bancas virtuales o bancas digitales, para investigar un poco sobre las posibilidades que ofrece cada uno y ponerlos al tanto de sus potencialidades.

 

De las alternativas vigentes, me enfoqué en las que no requieren un abono mensual ni comisiones para poder mantener la cuenta; la cual adopta siempre la forma de Caja de ahorro.

 

Sin papel

Antes bien, debo contarte, querido lector, que las bancas propiamente digitales no son aquellas que no requieren que te acerques a una sucursal bancaria para poder abrir tu cuenta.  Para poder abrir una cuenta con cada uno, es necesario fotografiar el DNI desde tu smartphone (el BIND permite subirlo desde un pc) y luego validar tu identidad haciendo diferentes gestos que la app de cada uno te indica al dar de alta el usuario.

 

Cinco opciones actuales...

A continuación, un breve resumen de las características encontradas en cada una.  Cada una de ellas funciona desde una app individual, y generan al usuario una tarjeta de débito, sin cargo también, que llega al domicilio que cada uno declara.

 

WILOBANK: Fue la primera que probé, porque fue la primera opción que estaba vigente al inicio de esta experiencia.  Funcionó muy bien el proceso de apertura de cuenta (de hecho la realicé en un viaje en colectivo) y puede operarse tanto desde el celular o la tablet, como desde un navegador web en la PC.  Permite abrir, sin costos, caja de ahorro en pesos y en dólares, generar plazos fijos, pagos de servicios y DEBIN (medio de pago que debita un monto de tu cuenta de manera inmediata, solicitando tu autorización previamente).  Aparte, abona comisiones adicionales sobre el dinero que queda en cuenta.  Opcionalmente, con costo, se puede solicitar tarjetas de crédito.

 

BRUBANK: A diferencia de los otros, no permite operar desde una computadora.  Pero es el más moderno en cuanto a identificación, ya que permite acceder con la huella digital; y es uno de los más amigables al usuario por la forma en que presenta las operaciones y los menús de uso.

 

20 02 14 DM Bancos sin papel o finanzas de papel 1 BRUBANK acceso con huella dactilar

BRUBANK, acceso con huella dactilar

 

GALICIA MOVE: Una excelente opción si estás buscando dar un paso más en cuanto a experiencias de inversor, y querés iniciarte en la administración de fondos comunes de inversión, bonos y acciones.  Además, te permite utilizar los otros servicios de Banco Galicia como cuenta proyecto, sumar puntos quiero (programa de fidelización) y operar en pesos y dólares.

 

20 02 14 DM Bancos sin papel o finanzas de papel 2 GALICIA MOVE brinda opciones para invertir

GALICIA MOVE brinda opciones para invertir

 

CUENTA DNI: Esta alternativa, propiedad del Banco Provincia, fue una experiencia frustrante de momento: luego de 15 días de pedida el alta, la cuenta no fue abierta porque está a la espera de una validación que debo hacer, presencial, en una sede del banco; la que me indicaron telefónicamente es una muy lejana a mi trabajo; por lo cual, estimo darla de baja a la brevedad.

 

BIND: El Banco Industrial también ofrece una banca digital, con servicios básicos en pesos y una interfaz bien cuidada, semejante a la de Brubank, aunque no tan moderna ya que no incluye acceso por huella dactilar.  También brinda la posibilidad de invertir en la bolsa y fondo común de inversiones; pero para abrir una cuenta concomitante para tales efectos, requiere la visita física a una sucursal.

 

... y otros papeles al viento

Además de los enunciados, existen otras opciones como la del Banco Hipotecario, descartada aquí porque garantiza sólo un año sin costo de mantenimiento; y otras opciones que se preparan para llegar a nuestro país, como OPENBANK, del Santander; o comenzaron muy recientemente como Wenance y Rebanking.

 

 

por Daniel Martos - 10 nov 2019

 

El lema -no oficial- de Suiza (Unus pro omnibus, omnes pro uno), también enunciada en cada idioma en que fue traducido “Los tres mosqueteros”, de Alejandro Dumas, parece haber inspirado esta vez a los muchachos de Redmond para repensar su estrategia de su suite ofimática.

 

Como saben los asiduos lectores, no soy precisamente un “fan” de Microsoft como sí lo soy de Google; pero esta vez debo reconocer que me sorprendieron.

 

La sorpresa de fin de año

Aún en modo Beta -es decir, que de momento no está disponible para todos los usuarios-, este noviembre trae como novedad a los usuarios habituales de programas y aplicaciones para oficina (en realidad, para el hogar y estudio también, ya que una gran masa de usuarios lo maneja a diario) una nueva aplicación donde los principales componentes de la suite Office (Excel, Word, Power Point) está integrada en una sola.

 

19 11 10 DM Microsoft y Los Tres Mosqueteros 1 Screenshot 20191108 134648

 

Varias funcionalidades

En URM tuvimos la oportunidad de testear para comentarte algunas de sus principales novedades:

 

Con un excelente OCR (lector de caracteres) integrado, pudimos escanear ya en la cola del supermercado, un ticket de compra y pasarlo instantáneamente a un Excel en tres pasos.  En rigor de verdad, la app nos pidió que confirmamos lo que decodificó, pero en un 85% era correcto, un porcentaje excelente para un programa beta.

 

19 11 10 DM Microsoft y Los Tres Mosqueteros 2 Screenshot 20191108 134840

 

Además, incluyeron la capacidad de firmar pdfs (con la opción de guardado de la misma para reutilizarla) lo cual para varios puede ser de mucha utilidad, ya que antes esto sólo podía lograrse -al menos hasta donde sé- con la versión paga de ADOBE.

 

Por último, una función útil para los estudiantes es la posibilidad de escanear pizarras de clases para tomar notas instantáneas y guardarlas para su posterior análisis y estudio.

 

19 11 10 DM Microsoft y Los Tres Mosqueteros 3 Screenshot 20191108 135137

 

La verdad de la milanesa (y las frutillas del postre)

Claramente, como toda empresa dedicada al SAS (software as service), no es precisamente la filantropía lo que mueve a este tipo de desarrollos e innovaciones, sino su esfuerzo por estar a la altura de su gran adversario, Google, quien viene ganando grandes porciones de mercado con su suite DRIVE.

 

Antes de terminar, dos sorpresitas de la app: al igual que Google Lens, esta nueva versión de Office Mobile incluye la función de escaneado de códigos QR, y la posibilidad de Transfiere archivos entre el teléfono y computadora o los comparte de forma  instantánea con dispositivos móviles cercanos.

 

19 11 10 DM Microsoft y Los Tres Mosqueteros 4 Screenshot 20191108 135220

 

Seguramente te encantará la app, así que en cuanto sepamos que está abierta al público en general, te informaremos en esta columna.

 

¡Hasta la próxima nota!

 

 

por Daniel Martos - 10 dic 2019

 

La antológica frase norteamericana popularizada a comienzos de los 90 por Carville, asesor de Bill Clinton en carrera hacia la Casa Blanca, la traigo a colación hoy para enfocarnos en un factor clave, pero no en la acepción exacta con la que habrás arribado a estas líneas.

 

El concepto de economía tiene muchísimos significados -y muy mala prensa, en la mayoría de ellos-; y en esta oportunidad, me gustaría llamar la atención sobre dos factores que, además, pueden afectar la economía “real” (léase: la del cashflow o monetaria).

 

 

19 12 10 DM The economy stupid 1 Carville asesor de Clinton

Carville, asesor de Clinton

 

No todos son datos

Por estos días se cumplieron 14 meses desde que los invité a seguir algunos consejos para ahorrar en los packs de datos provistos por tu operador de telefonía celular cuando no están conectados a una red de wifi (y además cuidar la carga de la batería).

 

Pero en ese entonces, la vida digital no me había (aún) obligado a tener que ajustarme el cinturón en otro aspecto: la cantidad de almacenamiento ofrecida por los servicios cloud (yo tengo abono en Google Drive y OneDrive, de Microsoft) ya estaban llegando a su límite.  Concretamente: la de google tenía un 102% ocupado; Microsoft, aparte de ser más generoso en espacio, brinda el servicio office como abono mensual, lo que creo está haciendo que de a poco me desenamore del gran buscador.

 

En rigor de verdad, es cierto que debía realizar algo de limpieza: tenía subidos al hospedaje en aquellos tiempos en lo que los 100 GB parecían utópicos, hasta videos virales recibidos por whatsaap, automáticamente, a los que ni siquiera había reproducido en su totalidad.

 

19 12 10 DM The economy stupid 2 Hebert Simon ya fallecido

Hebert Simon, ya fallecido

 

Su atención por favor

Otro factor conceptual vinculado a la economía es la “economía de la atención”, concepto desarrollado por Herbert Simon, cuyos teoremas no voy a analizar acá, precisamente para no desenfocarte, querido lector, de tus tareas cotidianas.  Pero sí quiero pedir tu reflexión sobre el uso de tu tiempo, principalmente digital, en el que estás invirtiendo (o deficitando) tu atención.

 

Decenas de distractores te acechan desde tu primer contacto con tu smartphone por la mañana, como videos virales -como comenté más arriba, notificaciones irrelevantes de las redes sociales sobre páginas o grupos que no te interesan-, hasta que te vas a descansar, y luchan también con los mensajes publicitarios que vienen desde los dispositivos, medios de comunicación y la vía pública.

 

Pero, ¿cómo hacer aquí una buena inversión, siguiendo el paralelismo económico?  Creo que las mejores decisiones serán pedir a tus contactos que no envíen virales -si no son de tu agrado-, editar periódicamente las notificaciones de las redes sociales mediante los parámetros de configuración de cada una de ellas; e instalar alguna app o extensión como adblock, para limitar la cantidad de info que se muestra en tu dispositivo, y ganar en calidad de consumo de información, lo que siempre, es una buena opción.

 

Entonces, ya sea por tu salud (monetaria o psíquica): cuidá tu almacenamiento, pero más tu CPU incorporada (¡tu cerebro tiene su propia ram!) mediante una atención focalizada en lo importante porque... ¡Es la economía, genio!

 

 

por Daniel Martos - 06 oct 2019

 

Una disculpa

Me disculpo de antemano por el uso pseudoliteral de la triste frase de un general alcohólico, de también triste recuerdo.  Pero es tan elíptico su significado, como el tema en cuestión.  Que no es otro que la privacidad en las redes sociales, y la idea “panoptical” de la vigilancia gubernamental a través de la web.

 

En las últimas horas (previas a que escriba esta nota que otra vez iba a referirse a otra temática), se conoció -además de sus audios filtrados, que dejan entrever sus intereses políticos y sus temores ante el crecimiento de tik tock- la encarnizada defensa de Mark Zuckerberg de la decisión de su compañía Facebook de encriptar los mensajes que intercambian los usuarios a través de sus compañías subsidiarias.

 

Sur... Backdoor y después...

Esta defensa, es una respuesta a los pedidos de los gobiernos de EEUU, Australia e Inglaterra de exigirle el establecimiento de una “backdoor” (puerta trasera) para poder acceder a los contenidos intercambiados en estas plataformas.

 

Pero ¡advertencia! esto no debe generar paranoia de la creación de un panóptico... porque este ya existe.  Ya es sabido que en la mayoría de los sistemas informáticos actuales, tanto de pc como de dispositivos portátiles, existen, por exigencia de los servicios secretos de las principales potencias,  Backdoors que permiten monitorear por cuestiones de “seguridad pública” los intercambios que se realizan a través de internet.  Pero algunos servicios como Whatsapp, algunos de intercambios P2P y correos electrónicos, añaden una capa de seguridad extra que impide el acceso a todos o algunos de los contenidos.

 

Mal de muchos...

Lamentablemente, de todas formas las empresas propietarias del software que se trate, más allá de la encriptación que realice, almacena y dispone de la información que le brindamos, incluso después de que decidamos cerrar nuestra cuenta o desinstalar el software específico.

 

Desde el momento uno que hacemos nuestro registro, o descargamos el programa o la app, ya estamos expuestos a que nuestra info y nuestros intercambios, queden a merced de terceros.  E incluso cuartos, quintos...; porque no olvidemos que las empresas comercializan la información que proveemos.  A lo que ahora se suma el posible control, si el “principito” pierde la batalla, de parte de los gobiernos y sus agencias sobre nuestro material producido.

 

Este mal de muchos.... nos plantea un interrogante: ¿tomaremos partido por alguna de las dos posturas o finalmente disminuiremos nuestra exposición virtual, para quedar a resguardo?

 

Aún no lo tengo en claro.  ¡Y creo que vos, querido lector, tampoco!

 

¡Hasta la próxima!