por Osvaldo Pimpignano - 24 ene 2019

 

 

 

Una ciudad verde que lucha contra la contaminación, ya está en plena construcción en la región de Liuzhou, provincia de Guangxi en China.  Será una ciudad donde todos los edificios estarán cubiertos por plantas para combatir el calentamiento global.

 

Las costumbres de las personas son cíclicas y muchas veces condicionadas por las circunstancias.  En materia de urbanismo, existía la tendencia a construir viviendas rodeadas de plantas que adornaran el entorno; y árboles de hojas caducas, que dieran frescura en el verano y dejaran pasar el sol en el invierno.  Con la tendencia humana a vivir en grandes ciudades, el costo de la tierra se encareció y esta saludable costumbre se está perdiendo rápidamente.  Actualmente, en las grandes urbes o megalópolis el crecimiento de estos espacios es desordenado y hay un complejo entramado urbanístico que no respeta la calidad de vida de sus habitantes.  Donde ayer existía una casa quinta hoy se construyen torres.  Como contrapartida, a no mucha distancia de las ciudades se construyen barrios jardín, que en forma colectiva recuperan los espacios verdes a costa de otros beneficios.

 

19 01 24 OP Crean la primera ciudad forestal del mundo 6

La propuesta del estudio liderado por el italiano Stefano Boeri Architetti, fue bien recibida por el Municipio chino de Liuzhou, la primera “Ciudad del Bosque” que ya está en plena construcción.  La ciudad, de corte futurista, utilizará energía renovable de modo autosuficiente y se cubrirá con casi un millón de plantas además de 40.000 árboles, un mar de vegetación capaz de absorber cerca de 10.000 toneladas de dióxido de carbono y 57 toneladas de contaminantes al año.

 

Encargada por la planificación urbana del municipio de Liuzhou para el norte de esa región a lo largo del río Liujiang, la ciudad forestal de Liuzhou de 175 hectáreas será la primera de su tipo que, si tiene éxito, puede elevar el estándar de diseño urbano en todo el mundo.  Esta primera ciudad forestal china albergará a 30.000 personas en una comunidad donde todos los edificios están cubiertos por casi un millón de plantas de más de 100 especies, así como 40.000 árboles, que producen aproximadamente 900 toneladas de oxígeno.

 

El uso de fachadas cubiertas de vegetación no es la primera obra en su tipo de Stefano Boeri.  Se basa en las obras anteriores, incluido el edificio residencial “Bosco Verticale”, en Milán, Italia, una de las ciudades más contaminadas del mundo.  Esta nueva ciudad verde, estará completamente interconectada dentro de su urbanización y conectada a Liuzhou con una línea de tren rápido eléctrico.  Con energía geotérmica y solar, Liuzhou Forest City incluirá áreas residenciales, espacios comerciales y recreativos, cuatro escuelas y dos hospitales. El proyecto está programado para completarse en 2020.

 

Los arquitectos escriben: “La difusión de las plantas, no solo en los parques y jardines o en las calles, sino también en las fachadas de los edificios, permitirá que esta ciudad sea autosuficiente en energía y contribuya a mejorar la calidad del aire atrapando el polvo fino del ambiente, para disminuir la temperatura promedio del aire, crear barreras de ruido y mejorar la biodiversidad de las especies vivas, generando el hábitat para aves, insectos y pequeños animales que habitan el territorio de Liuzhou “.

 

Bosco Verticale

Como dijimos, este no es el primer desarrollo de estas características que realiza Bóeri.  En 2016, construyó en Milán, una de las ciudades más contaminadas del mundo, dos torres con energía fotovoltaica propia, árboles y vegetación en su fachada.  Las plantas ayudan a capturar el CO2 y polvo en el aire al tiempo que reducirán la necesidad de calentar y enfriar artificialmente la torre.  Las dos torres en conjunto tienen 480 árboles grandes y medianos, 250 árboles de tamaño pequeño, 11.000 plantas de cobertura del suelo y 5.000 arbustos, lo que en total equivale a 2,5 hectáreas de bosque.  Los tipos de árboles fueron elegidos atendiendo a donde serían colocados por técnicos botánicos, decidiendo qué árboles serían los más adecuados para el clima y el propósito.

 

19 01 24 OP Crean la primera ciudad forestal del mundo 1 Bosco Verticale

Bosco Verticale

Edificio 25 Green

Pero Boeri no es el único creador de urbanizaciones con una alta concentración vegetal, ni tampoco el único de Italia.  Creado por el arquitecto Luciano Pía, el Edificio 25 Green se construyó en el centro de Turín, Italia.  Cuenta con 200 árboles que crecen en él y hacen que sus habitantes se sientan como si vivieran en pleno bosque.  Este peculiar edificio con 63 apartamentos, se levanta sobre una estructura de acero que tiene forma de troncos y que se combina con la vegetación real.  Así, los árboles, distribuidos entre las terrazas y un jardín principal y con alturas de entre 2,5 y 8 metros, ayudan a reducir la contaminación del aire y del ruido para los residentes, además de ser aislantes y actuar como protectores solares.  El último piso está cubierto de techos verdes privados que se riegan con agua de la lluvia almacenada.  Verlo todo en plena floración es un auténtico espectáculo de colores.

 

19 01 24 OP Crean la primera ciudad forestal del mundo 2 Edificio 25 Green

Edificio 25 Green

Cubiertos por una cortina de hiedra

Se trata de una cubierta vegetal idea del arquitecto japonés Hideo Kumaki, para proteger a esta casa japonesa del sol y el calor.  Debajo de la hiedra hay un acogedor patio al que llega el aire filtrado por la cortina vegetal de forma que, cuando se abren las puertas de vidrio que dan acceso al interior de la vivienda, se siente una mayor frescura.  El único requisito es cuidarla para que no tape por completo la casa, ya que crece vigorosamente, tanto en alto como en ancho.

 

19 01 24 OP Crean la primera ciudad forestal del mundo 3 Cubiertos por una cortina de hiedra

Cubiertos por una cortina de hiedra

El jardín Patrimonio de la Humanidad

Situado en la cima de una colina, este gran “bungalow” tiene una espectacular panorámica del Jardín Botánico de Singapur, declarado en 2015 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.  Además, todo su entorno está rodeado por la vegetación del lugar.  Así, se está en plena naturaleza se mire donde se mire.  Para aportar más frescura al lugar, cuentan con un patio cobijado por árboles y una piscina que permite la entrada de luz al sótano.  Es obra del estudio Guz Architects, y la firma contribuye a reducir el impacto de la huella de carbono de la arquitectura con la plantación de árboles en nombre de sus clientes.  Hasta ahora han plantado 2.700 árboles en el Reino Unido y 500 árboles en Nueva Zelanda.

 

19 01 24 OP Crean la primera ciudad forestal del mundo 4 Patrimonio de la Humanidad

Patrimonio de la Humanidad 

Un jardín secreto en medio de la urbanización

Obra de los arquitectos de Wallflower, esta vivienda llamada Secret Garden House está pensada para asegurar la privacidad de sus propietarios en un lujoso barrio a las afueras de Singapur.  Así, la casa está rodeada de grandes árboles y arbustos autóctonos que apenas dejan ver su interior desde fuera y crean un entorno fresco para sus habitantes.  Además, varios ambientes cuentan con claraboyas que permiten ver el cielo azul rodeado de vegetación.  Todo ello se complementa con un jardín en la azotea, que hace que en este oasis se respire mucho mejor, complementado con una espectacular piscina para darse un baño.

 

19 01 24 OP Crean la primera ciudad forestal del mundo 5 Secret Garden House

Secret Garden House

Fuentes: Wallflower Architecture + Design y Stumbleupon.com

Las imágenes fueron tomadas de la Web